Saltar al contenido

Pérgolas: Dale otro aire a tu jardín

Con la llegada del buen tiempo son muchas las afortunadas personas que se deciden a hacer cambios en su jardín.  Puede que lo tengan descuidado y quieran empezar a mejorar su aspecto o puede que lo tengan en buen estado, pero quieran sacarle un poco más de provecho, te presentamos las pérgolas de jardín, esos lugares que habilitamos en nuestro jardín en los que poder instalar mesitas, sillas… para poder pasar el tiempo guarecidos del sol o el viento, mientras disfrutamos de las vistas.

Ahora bien, ¿sabemos cuántos tipos de pérgolas hay en el mercado para escoger el que más nos convenga? ¿Conocemos las diferencias ente las pérgolas y otros tipos de instalaciones similares, pero no iguales? Os lo aclaramos en este artículo:

Diferencia entre un cenador, un porche, una carpa, una marquesina y una pérgola

Solemos utilizar la palabra pérgola para referirnos a cualquiera de estas cinco construcciones. Y no te culpamos, pues todas son elementos arquitectónicos con los que proteger determinadas zonas de nuestro jardín y que están abiertos por uno o varios lados.

Pérgola de jardín
Ejemplo de pérgola de jardín

Las pérgolas son estructuras generalmente de paso, en las que la parte superior no está completamente protegida, en base a esto podemos tener muchas variaciones que corresponden con otros tipos de construcciones, vamos a darte las claves para que sepas diferenciarlas:

Porche de jardín
Porche de jardín, esto es una pérgola anexada a la vivienda.

El porche, es la construcción que más claramente se diferencia del resto, ya que es la única de las cinco que está directamente adosada a la construcción a la que pertenece. Está cerrado por la parte superior, ya que este es el punto de unión con la construcción, y por los laterales y el frente permanece abierto.

Cenador de jardín
Cenador de jardín tipo gacebo. Como una pérgola pero más protegido y delimitado.

El cenador, por su parte, es una estructura que se situa fuera de la construcción y en vez de ser un lugar de paso como lo son las pérgolas, los cenadores son estancias completamente protegidas por la parte superior, cuyos techos nos proporcionan cobijo y tienen la zona delimitada. Si este tejado tiene más de 4 caídas se le llama gacebo.

Carpa de jardín
Carpa de jardín. Completamente protegida y fácilmente desmontable.
Ejemplo de marquesina
Ejemplo de la marquesina de la entrada al antiguo teatro de Alcázar en Marsella.

Con la carpa ocurre algo similar, ya que aunque tanto las carpas como las pérgolas se utilizan a modo de protección en zonas exteriores, la carpa suele instalarse especialmente para eventos y siempre cuentan con un techo que realmente proteja el interior.

Por último, las marquesinas son estructuras aisladas en la mayoría de las ocasiones, solo tienen un punto de contacto con el suelo y suelen tener forma de T o de L invertida. Por ejemplo las plazas de parking son consideradas marquesinas.

Seguro que ya conoces la diferencia entre una pérgola y otras estructuras, así que vamos a profundizar en ellas:

Las ventajas de las pérgolas de jardín

Instalar una pérgola en nuestro jardín es una de las mejores maneras de proporcionar a este espacio un lugar en el que poder pasar la tarde tranquilamente disfrutando de nuestra vegetación, pero no es esta la única ventaja de hacerse con una de estas estructuras.

  • Para empezar, las pérgolas son tremendamente versátiles, pues la gran mayoría nos permiten retirar la parte superior si así nos apetece para poder disfrutar del sol y convertirla en un espacio abierto.
  • Podremos encontrar una gran cantidad de diseños, todos ellos ideados para que podamos escoger el que más va con el estílo de nuestro hogar.
  • Hay algunas pérgolas (Las pérgolas bioclimáticas) que nos permiten incluso regular la temperatura en el interior de la pérgola.
  • Las pérgolas son muy útiles para dejar crecer a su alrededor plantas trepadoras. Estas se enrollarán en la construcción y la harán todavía más única y especial.
  • La construcción de las pérgolas no está sujeta a ningún tipo de normativa y su construcción nos saldrá, generalmente, mucho más económica que la mayoría de las opciones parecidas.

 

Decoración de jardín

Las pérgolas serán elementos perfectos en la decoración de tu jardín, le aportarán un plus de diferenciación y disfrutarás más los ratos que pases allí.

Jardí de Marimurtra en Blanes, Girona.

Un ejemplo de un jardín con uso de pérgolas es el conocido “Jardín botánico de Marimurtra”, situado en Blanes, Barcelona y con 16 hectáreas de extensión, este jardín, está considerado el mejor jardín botánico mediterráneo de Europa.

Este jardín fue realizado por un alemán apasionado de la naturaleza, la ciencia y la Costa Brava, así quería que desde los acantilados de la Costa Brava  se pudieran contemplar unas espectaculares panorámicas, gracias a sus más de 4000 especies de plantas,  muchas de ellas exóticas, y otras muchas ejemplares únicos debido a sus dimensiones o a su edad. Podemos destacar los cactus, aloes y palmeras.

Tipos de pérgolas

Tanto si ya estás totalmente convencido de instalar una pérgola en tu jardín, como si estás valorando su compra, necesitarás conocer cuáles son los diferentes tipos de pérgolas que existen para ver cuál es el que queda mejor en tu zona ajardinada:

Pérgolas de aluminio: Suelen utilizarse para dar un aire moderno al jardín, destacan especialmente por su resistencia y durabilidad. Podemos instalar en ellas una tela impermeable para resguardarnos del sol un poco más o retirar el tejado según nos apetezca tener un espacio más o menos cerrado.

Pérgolas de madera: Son las más típicas junto a las de aluminio y su unión con las zonas verdes exteriores resulta una combinación muy natural. Igual que ocurre con las de aluminio, las pérgolas de madera son altamente resistentes y además tienen la ventaja de que son las más baratas de construir.

Pérgolas de obra: Podemos construir nuestra pérgola con ladrillo u hormigón en cualquier parte de nuestro jardín y que sea tal y como nosotros queremos. La desventaja en esta construcción reside en que su construcción será más costosa.

A estos tres tipos de pérgolas según material se le suma la pérgola bioclimática, que independientemente del material en el que se construya, es un tipo de pérgola que permiten regular la temperatura del interior de la construcción gracias a un sistema de lamas orientables.

Formas de las pérgolas

Las pérgolas de jardín se conciben como estructuras no demasiado grandes que forman un cuadrado en el que poder instalar nuestras mesas y sillas para pasar un rato agradable. También pueden ser rectangulares si queremos usarlas como zona de paso, pero también pueden adoptar la forma de óvalo o esquineras.

En todas ellas el toque determinante es el que decidamos darle a su parte superior, que podría variar totalmente la concepción de la forma que tengamos de la misma.

Ahora ya conoces más a fondo lo que es una pérgola de jardín y las múltiples opciones que esta nos ofrece para darle un toque diferente a ese espacio al aire libre del que tanto estamos deseando gozar.

Otros tipos de pérgolas

Aparte de las pérgolas propiamente dichas, tenemos también muchas más cosas para protegernos del sol:

Accesorios para las pérgolas

¿Quieres saber cuales son los accesorios perfectos para tu pérgola?

Más sobre las pérgolas

Pérgolas: Dale otro aire a tu jardín
5 (100%) 6 votos
DMCA.com Protection Status