Saltar al contenido

Pérgolas bioclimáticas: Ahora controlas tu la temperatura

Pergola bioclimática

¿Pensando en dar un toque diferente a tu jardín? Una de las mejores opciones es instalar una pérgola, y si encima esta es bioclimática, tu mismo podrás controlar la temperatura de su interior.  ¡Te explicamos todo acerca de este tipo de pérgolas!

¿Qué es una pérgola bioclimática?

Las pérgolas bioclimáticas están fabricadas íntegramente en aluminio y cuentan con una tecnología motorizada con protección que nos permite regular de manera sencilla la temperatura de la estancia donde las instalemos. Mediante este mecanismo, este tipo de pergolas son capaces de evitar que los rayos solares penetren a través de ellas para lograr de esta manera una ventilación que refresque el espacio en época calurosa, y de conseguir el efecto contrario para dar calor a esa parte de nuestro jardín si estamos en días de frío y lluvia.

¿Cómo funcionan las pérgolas bioclimáticas?

El tejado que de esta pergola se compone de un sistema de lamas de aluminio orientables de iluminación y proteción, es decir, que pueden voltear entre 120 y 170 grados dependiendo de cuál sea el uso que queremos darles y lo que queramos conseguir en la estancia en la que nos encontremos.

Gracias a estas lamas orientables las pérgolas  logran que en los días soleados y calurosos podamos mantener nuestro espacio bien iluminado, pudiendo también obtener ventilación natural. Y es que gracias a que el aire circula entre las lamas se evita el efecto invernadero y el aire queda en constante renovación. Si llueve o nieva tampoco tenemos nada que temer, pues basta con mover las lamas para que el techado quede cerrado y el agua no penetre en el interior.

Además, el sistema con el que están construidas la pergola bioclimática solar permite que el agua en días de bastante lluvia se evacúe por un lateral de la misma para evitar que el agua caiga dentro de la estancia cuando volvamos a voltear las lonas.

Aunque no todas las pérgola bioclimática solar lo poseen, existe la posibilidad de que cuenten con unos sensores inteligentes que sean ellos mismos los que orienten de manera automática las lamas según por dónde y cómo incidan los rayos del sol, o cuál sea la orientación del viento. No obstante, lo normal es que el funcionamiento de la pérgola bioclimática básicas lo manejemos nosotros mismos mediante una manivela, un interruptor o un mando a distancia.

Los beneficios de las pérgolas bioclimáticas

El principal beneficio que ofrece este tipo de pergola es su capacidad para regular nuestra temperatura de la estancia donde nos encontremos. Esto es algo que no podemos obtener con otras opciones como los toldos, que todavía incrementan más el efecto invernadero y el viento; ni tampoco con otras opciones como la de instalar un cenador prácticamente al aire libre o la de adherir un porche o una terraza a nuestro hogar.

Por otro lado, la pergola bioclimática también contribuyen a otorgar un ambiente moderno a nuestro jardín debido a su diseño minimalista y a la gran variedad de colores en los que están disponibles, haciéndolas aptas para cualquier tipo de jardín. Existen, además, unos nuevos tipos de pérgolas bioclimáticas cuyas lamas permiten integrar luces en su techado, música o incluso ser retiradas por completo si se desea disfrutar del aire libre al completo.

Ligado a la sostenibilidad, otro de los beneficios que presentan al viento las pergolas bioclimáticas es el de contribuir con su sistema de regulación a disminuir las necesidades de climatización de los lugares donde se instalen, así como también a proteger fachadas y mobiliarios de posibles insolaciones o lluvias, favoreciendo así a la eficiencia energética.

Es importante también destacar que este tipo de pérgolas no suelen necesitar permisos para poder ser construidas, lo que las convierte en una opción ideal si se desea agrandar la superficie habitable de nuestro hogar sin recurrir a molestas y costosas obras y licencias.

Modelos de pérgolas bioclimáticas

Ahora que ya tienes claro tu espacio que son las pérgolas bioclimáticas protección vamos a decirte cuales son nuestras favoritas:

Pérgola bioclimática P-190 versión Bioclimática

Pérgola bioclimática P-190
Pérgola bioclimática P-190 fabricada por Saxun

Esta pérgola bioclimática es una estructura con cubierta en espacio transpirable e impermeable que se fabrica a medida a protección. Contiene canales para que el agua de lluvia pueda deslizarse sin mojarnos en caso de volver a abrir las lamas, o para servirnosla si queremos aprovecharla.

Pérgola bioclimática Bio 120

Pergola Bio 120
Pergola Bio 120 fabricaodo por Biossun

Otra muy buena opción, un poco más básica, sería la Bio 120. Esta pérgola, cuya estructura en espacio está disponible en cinco colores (aluminio), cuenta en su haber con dieciocho tamaños diferentes para que escojamos el que prefiramos y podamos instalarla independiente o pegada a nuestra fachada.

Es compatible con cerramientos laterales para resguardarnos todavía más del exterior y con algunas opciones de iluminación interna. Existen otros dos modelos de Bio de mayor coste que permiten incluir todavía más opciones a nuestra pérgola bioclimática.

Pérgola bioclimática Diseño

Pérgola bioclimática modelo Diseño
Pérgola bioclimática modelo Diseño fabricado por Alsol

Por otro lado encontramos también la pérgola Diseño, una pérgola muy premium a protección de aluminio que permite casi la total personalización de la misma y en base a eso, variará su coste. Se puede elegir el sistema de motorización, siete colores de la estructura de la pérgola, la medida, la iluminación o incluso el lado para evacuar el agua.

Cada vez son más las empresas que lanzan al mercado su pérgola bioclimática solar ya que como hemos visto es una de las opciones para pergola solar más eficaces no solo para embellecer nuestro jardín o guarecernos de inclemencias climatológicas, sino también para hacer de él un lugar mucho más aprovechable y energéticamente sostenible.

Pérgolas bioclimáticas: Ahora controlas tu la temperatura
5 (100%) 5 votos
DMCA.com Protection Status